trombosis hemorroidal mixta

Trombosis Hemorroidal Externa

hemorroides mixtas

Hemorroides Mixtas

Enfermedad Hemorroidal

Definición

Las hemorroides son estructuras que contienen vasos sanguíneos, músculo liso y tejido conectivo. Constituyen parte de la anatomía normal del conducto anal. La degeneración y dilatación de estas, establecen la enfermedad hemorroidal.

Causas

Los factores asociados al desarrollo de la Enfermedad Hemorroidal son el estreñimiento, factores genéticos, ejercicio, edad, embarazo.

Clasificación

Existen tres sectores de desarrollo hemorroidal primario: lateral izquierdo, anterolateral derecho y posterolateral derecho. De acuerdo a su localización se dividen en internas y externas. Las internas se clasifican del I al IV grado de desarrollo, los grados I y II son susceptibles a tratamiento médico, los grado III y IV generalmente requieren de tratamiento quirúrgico.

Síntomas

El síntoma más frecuente es la hemorragia rectal, puede variar desde manchado de papel higiénico hasta estrías de sangre en las heces o goteo al final de la defecación. La hemorragia no se acompaña de dolor anal. El prolapso hemorroidal, comezón anal, inflamación, escape de moco, son otros síntomas acompañantes. El dolor se asocia a una complicación o patología asociada.

La trombosis hemorroidal es una complicación de las hemorroides externas, se produce dolor intenso  y el paciente nota la presencia de una masa perianal de color violáceo.

La crisis hemorroidal puede ser desencadenado por diferentes factores como: algunos alimentos, heces duras o diarrea.

Diagnostico

Se realiza mediante una exploración proctológica, que incluye la anoscopía y en algunos pacientes una rectosigmoidoscopia, es de suma importancia descartar otras patologías como el cáncer rectal.

Tratamiento

Tratamiento médico

Consiste en mejorar la consistencia de la materia fecal tomando mayor cantidad de líquido y aumentando el consumo de fibra. Puede usarse medicamentos que aumentan el bolo fecal. Se debe disminuir el consumo de alimentos o sustancias irritantes. Los baños de asiento con agua tibia, pueden tener un efecto antinflamatorio y relajan el esfínter anal. Los supositorios o cremas, están indicados en casos de agudización, no deben usarse más de una semana ya que pueden generar dermatitis anal y mayor molestia al paciente.

Tratamiento quirúrgico

Se recomienda en pacientes que no mejoraron con el tratamiento conservador, en hemorroides grado III y IV. La cirugía se realiza bajo anestesia regional, la técnica quirúrgica más popular es la de Ferguson que consiste en la resección del tejido hemorroidal. Otras técnicas utilizadas con éxito son la cirugía con Láser, THD y Engrapadora.

Tratamiento en consultorio

Algunos procedimientos se pueden realizar en consultorio, como la aplicación de bandas elásticas, fotocoagulación infrarroja y la escleroterapia en pacientes con hemorroides grado I o II que sean sintomáticas.